En 2008 estuvo a punto de profundizarlo, pero se detuvo ante una denuncia de este diario.
Ese negocio estaba en manos del Grupo Clarín, hasta que la señora de Kirchner se lo arrebató, acusándolo de ser "secuestrador de goles".0 comentarios - La app de la ruta del dinero.Salvo aquellos 19,2 de 1989, desde entonces Cristina no volvió a hacer una elección con menos de 40 puntos.En la elaboración de esta jugada el empresario cuenta con un socio decisivo:.Gracias a esa adquisición, se convirtió en el administrador exclusivo de las apariciones audiovisuales.Fuera de la caparazón de las prebendas estatales, a López le cuesta sobrevivir como empresario.Para ello el lobby aipac, pro-israelí, que coordina sus actividades con la Embajada Israelí en Washington y la oficina de Netanyahu en Jerusalén, ha comenzado, en los últimos días, a ejercer presión sobre los Senadores demócratas, tanto en público como en privado (sic).El juez señaló que la inmobiliaria de la ex mandataria se valió para sus operaciones de un entramado societario conformado empresas del Grupo Austral, de Lázaro Báez (Kank y Costilla, Loscalzo y Del Curto, Austral Construcciones, Valle Mitre.A) y dos firmas del Grupo Indalo.Es la mayor sala de juegos de mesa del país.Fue el nacimiento de un vínculo que se consolidó durante la campaña presidencial del año 2003: Kirchner no habría llegado a la Casa Rosada sin la ayuda de López.Es decir, mantuvo la complicidad en el negocio del juego.
Ibarra aceptó y la Legislatura, en una sesión turbulenta, aprobó el pacto.
Cualquier similitud no es mera coincidencia y mucho menos casualidad.
En el caso de Martín Báez por 20 millones mientras que sus hermanos Luciana y Leandro por 10 millones cada uno.Además embargó a Cristina Kirchner en 130 millones de pesos.También regentea, bajo la mirada del Partido Socialista de Hermes Binner, el casino de Rosario.Por qué se procesó a Cristina Kirchner, a sus hijos y socios comerciales?La escribe Jorge Elbaum, Sociólogo, y lo más importante, ex Director Ejecutivo de la daia.Este desarrollo hubiera sido imposible sin la promoción sistemática del Estado.Entrar allí fue una demostración de audacia de López: la concesión de Lotería era precaria porque la ciudad venía reclamando la jurisdicción sobre el juego, y ya había conseguido un dictamen favorable del procurador ante la Corte.Fue el auxilio que Jorge Rossi y Carlos Gallo, los hombres de Eduardo Duhalde en Lotería Nacional, ofrecieron al concesionario del hipódromo, Federico Achával, quien alegaba no poder pagar el canon por lo poco que rendían las carreras.La posibilidad de convertir al país en un gran casino con cada partido de fútbol sería la última fase de una evolución que Cristóbal no hubiera conocido si no fuera por su relación con los Kirchner.